Cuéntanos tu experiencia en que te ha afectado no haber sido Amado de Pequeño .. | TUSALUDESVIDA

Cuéntanos tu experiencia en que te ha afectado no haber sido Amado de Pequeño ..

Cuesta pensar que alguien no pueda querer a sus propios hijos, pero la realidad que vemos a diario en todas partes del mundo, nos enfrenta a esta situación cruel que deben vivir tantos niños.

Aunque los motivos por los cuales estos padres desaprensivos actúan de esta manera, pueden ser muchos y variados, nos vamos a concentrar en las repercusiones que tiene en la vida de una persona, el hecho de no haber sido un niño querido.

Cuando las necesidades de afecto de un niño no se ven satisfechas durante la infancia, su desarrollo y su personalidad se ven afectadas de manera significativa.

Existen 5 signos claros que demuestran que una persona no ha sido amada cuando era niño y a las cuales debemos prestarles atención.

1) Falta de apego.

Un niño que tiene padres insatisfechos, comprende que las relaciones son precarias y débiles y que, al relacionarse con otros, nada está garantizado.

Crece en un estado permanente de ansiedad, ávido de relacionarse, pero siempre con la idea de que el otro en algún momento lo abandonará.

Estas personas terminan sufriendo graves problemas de apego hacia los demás. En efecto, los niños que no disfrutaron de la seguridad que da el amor, no logran desarrollar las habilidades necesarias para construir relaciones sanas.

2) Falta de confianza.

Las personas que no fueron amadas en la infancia, es muy probable que tengan graves problemas de confianza una vez que lleguen a adultos. La falta de amor, los vuelve desconfiados. Esta clase de personas non saben que son merecedoras de amor y de atenciones, en función de la carencia que vivieron durante la infancia.

3) Relaciones tóxicas.

Quienes no fueron amados de niños, se encuentran a menudo inmersos en relaciones dañinas una vez que llegan a adultos. Esto se evidencia en “lazos obcecados” que establecen con otros adultos. Es decir, empeñarse en mantener una relación inconveniente con alguien que les preste un mínimo de atención.

4) Incapacidad de establecer límites.

Unos padres atentos, establecen límites y explican a sus hijos que hay una frontera que no deben atravesar y que existe un margen en el que podemos movernos en lo que se refiere a nuestras relaciones más estrechas.

Quienes no recibieron amor en la infancia, no saben dónde ubicar los límites. Estas personas terminan por volverse personas que quieren agradar a todo el mundo, y entonces hacen todo lo posible para mantener intacta la relación, lo que significa, que los límites no existen para quienes no recibieron cariño.

5) Falta de confianza en los demás.

Para confiar en los otros, debemos creer que el mundo es esencialmente un lugar seguro y en el que las personas son bienintencionadas, aunque a menudo, imperfectas.

Con padres limitados desde lo emocional y sumamente críticos, los niños aprenden que las relaciones son inestables y peligrosas, que la confianza es efímera y que no se puede contar con los demás. Los niños que no fueron amados, tienen dificultades en confiar en todas las relaciones, pero en especial, en la amistad.

Fuente

Las personas que carecen de amor en la infancia con frecuencia se vuelven sofocantes y el impacto sobre su salud mental es enorme, conduciendo generalmente a problemas de confianza hacia los demás.

 

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.