20 errores comunes que cometen los padres de ahora

Como padre uno debe pensar bien en qué decir y que hacer antes pues los niños repiten y copian todos los comportamientos. ¿Te ha pasado?

Uno desea que su hijo se convierta en una persona saludable, buena y feliz. Y para esto hay que darles las mejores herramientas para que pueda hacerlo. La mejor forma es con amor, paciencia y dedicación. Sobre todo dedicarle tiempo y ser perseverante en el aprendizaje de cada niño porque tienen diferentes tiempos cada uno.

Es por esto que hemos generado este artículo de los errores más comunes que solemos cometer en nuestro rol de padres para estar atentos y no cometerlos o reducirlos. Pues para los niños somos sus grandes referentes y los valores, los códigos, las formas y mucho más saldrán de nosotros mismos. 

Los 20 errores más comunes que cometemos los padres de ahora

1- No tener paciencia con nuestros hijos

Este error es muy común y tan solo hay que dedicarle más tiempo y tolerancia a todo lo que tenga que ver con ellos. No te frustres ni te enojes, espéralos y aprende de ellos.

2- Apurarlos

Esto suele suceder porque vivimos tiempos apurados en donde todo tiene que ser ya. Y la realidad es que cada niño tiene su tiempo para moverse, para pensar y para accionar y debemos aprender a respetarlo. 

3- Pasar por alto alguna afección o estado de tristeza

Es importante ser conscientes de las cosas que les afectan o les duelen aunque para nosotros no tenga importancia alguna. Si ellos están aquejándose de algo escuchémoslos y démosle la atención que merecen. 

4- Compararlos con otras personas

Para un niño y su crecimiento no es productivo ni constructivo que se le hagan comparaciones con otros niños pues cada individuo tiene su propio aprendizaje y sus formas. 

5- Discutir delante de ellos

Hay que tratar de ser cuidadosos a la hora de hablar delante de los niños. No discutir ni maltratar a nadie pues es algo que pueden reproducir y no queremos. 

6- Creer que las palabras son más importantes que los hechos

Todo lo que les digamos a nuestros niños no tiene ninguna relevancia si hacemos algo opuesto. Es importante ser consecuentes con lo que decimos y hacemos para que seamos un ejemplo de confianza. 

7- No confiar lo suficiente en ellos

Hay que demostrarle a nuestros hijos que confiamos en ellos, que pueden lograr lo que se proponen y apoyarlos en ello. De lo contrario nunca se animarán a nada.

8- Juzgar a alguien delante de nuestros hijos

Otra vez hay que ser cuidadosos con lo que se dice delante de ellos. Ni juzgar o criticar negativamente sirve de algo. Mejor ser constructivos o parciales o no opinar de otros. 

9- Exigirles demás

Es común exigirle demás a nuestros pequeños pero trata de no hacerlo pues no lo merecen y cada uno necesita su tiempo y espacio para cumplir sus objetivos. No los presiones, déjalos ser. 

10- Proyectar en ellos nuestros deseos o frustraciones

Este error es de los más peligrosos pues no podemos proyectar sobre ellos. Debemos dejar que cada uno desee y accione tras lo que quiere, sin importar nuestros deseos o pasiones.

11- Gritarles o maldecir delante de ellos

Otra vez sobre el cuidado de la palabra: no se le debe gritar a un niño pues no queremos esto en sus vidas. Podemos protegerlos de ello y que no lo reproduzcan en sus vidas tampoco.

12- Tratar de ser el mejor amigo

A veces uno quiere acercarse a ellos y comete el error de transformarse en su mejor amigo pero esto puede hacer que se alejen de los niños de su edad y no quieran generar amistades. 

13- No dejarlos equivocarse

Es importante darles espacio para que se equivoquen pues de esto podrán aprender. Deben trazar su camino y cometer errores y solucionarlos. Aunque uno siempre puede estar cerca para ayudarlos. 

14- Enseñarles desde la prohibición

Darle a un niño una enseñanza basada en una prohibición no es constructivo para su aprendizaje. Mejor decirle lo que sí está bien y cómo debe ser en vez de como no-debe ser. El mensaje será más claro y preciso.

15- No decirles la verdad

A los niños hay que enseñarles a decir la verdad pues si esto aprenden, esto reproducirán y podrás confiar en ellos y manejarte con total sinceridad y reciprocidad.

16- Adorarlos o creer que son perfectos

No es conveniente hacerle creer al niño que es perfecto y que todo lo que hace está bien. Pues sobre valorarlo puede hacerle daño y alejarlo de la realidad. 

17- Tratarlos como seres débiles

Hay que darle las herramientas necesarias a los niños para que se manejen en la vida y no subestimarlos para que aprendan y se desarrollen por sí solos.

18- No acompañarlos cuando lo necesitan

A veces por la falta de tiempo o de atención no acompañamos lo suficiente a nuestros niños como lo necesitan. Hay que estar atentos y dedicarles el amor y la contención que necesitan. 

19- Desmerecer sus experiencias

Los niños cometen grandes hazañas y aventuras cada día, aunque para uno puedan ser pequeñas, para ellos son inmensas. Hay que valorar sus relatos y sus vivencias para ayudar a su autoestima, su credibilidad y su inserción. 

20- Competir entre otros padres

No es constructivo competir con otras personas ni para uno como padre ni para el niño que puede absorber esta energía negativa que nada interesante le aportará. Mejor enseñarle el valor de la unidad y el compañerismo. 

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*