Pensó que eran picaduras de insectos, al ver lo que era tuvieron que llamar a la policía urgentemente … | TUSALUDESVIDA

Pensó que eran picaduras de insectos, al ver lo que era tuvieron que llamar a la policía urgentemente …

Ella tiene en casa a un Mastín Inglés al que le puso por nombre Jack. Puesto que el perro es parte de su familia, ella lo cuida muy bien y está al tanto de sus necesidades. Pero cierto día, al levantarse y verlo, quedó aterrorizada por las erupciones que tenía en su cuerpo.

Inmediatamente decide acercársele al perro para saber de que se trataba. En un principio creyó que algún insecto lo había picado. Pero al observarlo detenidamente, se pudo percatar que lo que en realidad tenía eran orificios en el cuerpo. Muy asustada por lo que le hubiera podido ocurrir al animal, decidió llevarlo a la clínica de animales.

No son picaduras de insectos

Para Hayden, su perro era tan importante como cualquier otro miembro de la familia. Por eso, la situación en la que se encontraba el animal la tenía muy desesperada. Tan pronto llegaron a la clínica, los veterinarios atendieron su caso. Luego de examinar al perro, le dieron una noticia a Hayden que la dejó con la sangre helada.

Lo que el perro había sufrido, no tenía nada que ver con la picadura de insectos como se creía. Mas bien, los orificios en el cuerpo del animal se debían a balines que todavía tenía dentro de él. En ese momento, su dueña no pudo contener las lágrimas y empezó a llorar. No podía entender como alguien podía tener tanta maldad para hacerle eso a su perro. Incluso tenía agujeros de balines en las orejas, patas, estomago, lomo, cerca del ojo y casi todo el cuerpo.

Después de una intervención médica, los veterinarios le entregaron a Hayden todos los balines. “Eran demasiados, tantos que no sabía quién podía tener tanta maldad para hacer eso. Me era muy difícil asimilarlo” – dijo Hayden.

Este hombre tena 29 muñecas en su casa, cuando la policía miro una de las muñecas de cerca, fue aterrador y lo arrestaron de inmediato

Para poder sacar los balines, fue necesario cortar el pelo del animal en las partes afectadas. En total, extrajeron 33 balines del cuerpo del animal. Sin embargo, esos no eran todos. Debieron dejar otros 20 balines dentro de su cuerpo, puesto que no se pudieron extraer. Además de eso, en su cuerpo había otras perforaciones en las que se cree que los balines atravesaron. De modo que, en total, el perro había sufrido casi 70 disparos.

Hallan al culpable

Debido a esto, la policía intervino en el caso, para hallar al culpable de tal atrocidad. En sus investigaciones pudieron hallar balines en un árbol que está en el patio trasero del patio de Hayden. Al analizar la escena, determinaron que estos debían provenir de la casa del vecino. De modo que fueron a su domicilio y revisaron el hogar y lo interrogaron.

Efectivamente, en la casa del vecino pudieron encontrar una pistola de balines y bala. Con esta prueba, arrestaron a Tom Woodward para investigarlo más profundamente y llevarlo a juicio. No obstante, al investigar su historial, los policías descubrieron que había sido arrestado por posesión de drogas, y ahora lo arrestarían por maltrato animal.

Después de realizar varias pruebas, determinaron que los balines coincidían con el modelo del arma de Tom. Con esta otra prueba, el juez dictó su sentencia y decidieron arrestar al vecino por maltrato animal. En la actualidad, se espera que Tom pase varios años en la cárcel pagando por su fechoría.

fuente: https://estiloconsalud.com

comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *